Imam Y’afar As Sadiq (P)

Imam Y'afar As Sadiq (P)

El Imam Yafar lbn Muharnmad, hijo del quinto Imam, nadó el año 83 FL (802 C.)y murió el año 148 H. Envenenado y martirizado por la intriga del califa abasida Mansur, según la tradición shiita. Después de la muerte de su padre se convirtió en Imam por orden Divina y decreto de quienes le precedieron. Durante el imamato de Yafar existieron las mayores posibilidades y el clima más favorable para que se propagaran las enseñanzas religiosas.

Esto se produjo como consecuencia de las revueltas en los territorios islámicos, especialmente el levantamiento de Musuaddah para derrocar al califa Omeya y las sangrientas guerras que finalmente condujeron a la caída y extinción de esa dinastía.

Esas extraordinarias oportunidades para la enseñanza shiita fueron también una consecuencia de las condiciones favorables preparadas durante 25 años por el quinto Imam por medio de la propagación de las verdaderas enseñanzas del Islam y las ciencias de la Casa del Profeta.

El Imam aprovechó la ocasión para difundir las ciencias religiosas hasta el fin de su imamato, el cual fue contemporáneo con el fin de los Omeyas y el comienzo de los califas abasidas.

Instruyó a muchos estudiosos en distintos campos de las ciencia intelectual y transmitida, como a Zurarah, Muharnmad lbn Muslim, Mumin Taq, Hisham Ibn Kakarn, Aban Ibn Taghlib, Hisham lbn Salim, Hurayz, Hisham Kalbi Nassabah y Yabir lbn Hayyan, el alquimista.

Incluso tuvieron el honor de ser sus discípulos importantes eruditos sunnitas como Sufian Zauri, Abu Hanifah, el fundador de la escuela (sunnita) de jurisprudencia islámica hanafi, qadi Sukuni, qadi Abul-Bajtari y otros.

Se dice que sus clases y sesiones de instrucciones produjeron 4 mil eruditos en hadices y otras ciencias . El número de tradiciones preservadas de¡ quinto y sexto Imames son más que todos los hadices juntos registrados de¡ Profeta (B.P.D.) y los otros diez Imames.

Pero hasta el fin de su vida el Imam estuvo sujeto a severas restricciones impuestas por el califa abasida Mansur, quien ordenó la tortura e inmisericordes asesinatos de muchos de los descendientes de] Profeta (B.P.D.) y de shiitas, acciones que incluso sobrepasaron la crueldad y desconsideración de los Omeyas.

Por orden de¡ califa fueron arrestados en grupos, algunos arrojados en oscuras prisiones y torturados hasta morir, mientras que otros fueron decapitados o quemados vivos o colocados en los cimientos o entre las paredes de las construcciones.

El califa omeya Hisham había ordenado que el sexto Irnam fuera arrestado y llevado a Damasco. Más tarde el Imam fue arrestado por Saffar el califa abasida y llevado a Irak. Finalmente Mansur lo arrestó nuevamente y lo llevó a Samarrah donde lo tuvo bajo control y lo trató con dureza, pensando varias veces en matarlo.

Eventualmente le fue permitido al Imam volver a Medina donde pasó el resto de su vida oculto, hasta que fue envenenado y martirizado mediante las intrigas de Mansur.

Al enterarse de la noticia de¡ martirio del Imam, Mansur escribió al gobernador de Medina instruyéndolo para que fuera a la casa del fallecido con el pretexto de expresar sus condolencias a su familia pero con la secreta intención de pedir su testamento y leerlo.

La orden del califa era la de decapitar en el lugar a cualquiera que hubiera sido elegido como sucesor del Imam. Por supuesto, el objetivo de Mansur era poner fin a toda la cuestion del imamato y a las aspiraciones shiitas. Cuando el gobernador de Medina, siguiendo las órdenes, leyó el testamento, vio que el Imam había elegido a cuatro personas en vez de una sola para que atendieran su última voluntad y testamento: al propio califa, al gobernador de Medina, a Abdallah Aftah, el hijo mayor del Imam, y a Musa, su hijo más joven. De esta manera fracasó el complot de Mansur .

También puede gustarle...